Singapur (VNA) - Los países miembros de la ASEAN deben priorizar el plan de acción de su Comunidad Económica (AEC) para 2025 y la conclusión de la Asociación Económica Integral Regional (RCEP) para superar los obstáculos económicos en 2019, según un artículo recién publicado en el sitio web www.eurasiareview.com.
 
Estados miembros de la ASEAN (Fuente: Wikipedia)


Es probable que los estados del Sudeste Asiático enfrenten este año grandes dificultades económicas, como las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y el aumento de las tasas de interés de la Reserva Federal del país norteamericano (FED), indica el texto.

En consecuencia, señala, el mundo puede presenciar más rondas de progresiones arancelarias o de medidas de restricción del comercio implementadas por Washington y Beijing. Las economías regionales tendrán que prepararse para futuros impactos.

En el frente financiero, la FED elevó el 19 de diciembre de 2018 la tasa de interés de 2,25 a 2,5 por ciento y se prevé que se aumente dos veces más en 2019, dice el artículo.

Esto podría resultar en la retirada de capital en los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) a medida que los inversores quieren buscar rendimientos más altos en el mercado estadounidense, reitera.

Si no se gestiona bien, estas salidas de capital pueden instigar la inestabilidad financiera y la crisis en las economías regionales, enfatiza.

No hay mucha posibilidad para que las economías de la ASEAN eviten esos impactos, sin embargo, esos países pueden contrarrestar dichos efectos a través de iniciativas regionales, como AEC 2025, el Tratado de Libre Comercio e Inversión entre ASEAN-Hong Kong (AHKFTIA), el RCEP y la Multilateralización de la Iniciativa de Chiang Mai (CMIM).

Los formuladores de políticas del Sudeste Asiático deberían priorizar la implementación completa de AEC 2025, un proyecto de integración económica regional cuyos avances permitirán a las empresas aprovechar mejor el mercado integrado de 630 millones de personas, haciendo que las economías regionales sean más resistentes a los obstáculos próximos, según el artículo.

Mientras, los gobiernos en esa región deben ratificar el AHKFTIA firmado en noviembre de 2017 para que ese acuerdo pueda entrar en vigor a principios de este año, mejorando así los flujos de bienes, servicios e inversiones entre las economías de la ASEAN y Hong Kong (China).

Además, las autoridades de la ASEAN deben concentrarse en concluir las conversaciones de la RCEP, un acuerdo de libre comercio entre 16 economías que abarcarían el mercado de tres mil 600 millones de personas y contribuirían a un tercio del Producto Interno Bruto mundial.

La RCEP también cubrirá el 29 por ciento del comercio mundial y el 26 por ciento de los flujos de inversión extranjera directa del planeta.

Es necesario también promover el CMIM, una red regional de seguridad financiera, que ayuda a las naciones de la ASEAN 3 (China, Japón y Corea del Sur) a superar las dificultades en la balanza de pagos.

Es cierto que esas iniciativas enfrentan sus propios desafíos. Por lo tanto, señala el texto, los países de la ASEAN deben aumentar la coordinación entre las autoridades involucradas. – VNA