Bali  (VNA) – El presidente de Indonesia, Joko Widodo, advirtió hoy de los crecientes desafíos presentes para el crecimiento económico global, sobre todo la guerra comercial, al intervenir en la apertura de la sesión plenaria de la conferencia anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).  
Apertura de la conferencia anual FMI-BM (Fuente: VNA)

El Mandatario también se refirió a los retos relacionados con las brechas de desarrollo entre los países, los efectos negativos que causan a la industria, la lenta o inestable renovación de las tecnologías, además de la gran presión que sufren los países en vías de desarrollo en término de mercado.  

Aunque la globalización y la apertura económica mundial brindan beneficios a ambos países avanzados y subdesarrollados, en la actualidad el debilitamiento de los nexos de colaboración entre las fuertes economías afecta al resto del mundo, acotó.  

Tras señalar que todos los países enfrentan retos comunes como el cambio climático, residuos plásticos en los mares y la contaminación de los alimentos, Widodo exhortó a los estados a fortalecer la cooperación para prevenir y resolver esos problemas.  

Por su parte, el presidente del BM, Jim Yong Kim, subrayó que pese a que durante los últimos 25 años más de mil millones de personas salieron de la pobreza precaria, actualmente  736 millones viven en condiciones indignas, mientras el ritmo de la reducción de la pobreza se encuentra ralentizado.  

De ahí que llamó a las naciones a impulsar los esfuerzos por el crecimiento económico sostenible e inclusivo mediante la inversión en el sector privado, la asistencia a la gestión de deudas y en el aprovechamiento de las tecnologías, y el apoyo a las naciones a compartir los riesgos de desastres naturales a través de los mercados de capitales.  

Resaltó también la importancia de prestar mayor atención al desarrollo de los recursos humanos para satisfacer la demanda del proceso de digitalización.  

Al margen de la reunión FMI-BM, los dirigentes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) se reunieron para ratificar el compromiso con el libre comercio.

El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, declaró que la ASEAN duplicará los esfuerzos para concluir para fines del año el Acuerdo de Asociación Económica Integral Regional, que incluye además a China, la India y Japón.  

Mientras, el presidente indonesio aseguró que el bloque está decidido a reducir las brechas de desarrollo entre sus miembros.  

Otro evento efectuado en paralelo es la reunión de líderes de finanzas del Grupo de las 20 economías desarrolladas y emergentes (G20).

El ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso, subrayó durante una rueda de prensa tras la primera jornada la necesidad de fortalecer la supervisión de la situación actual, en momentos en que numerosas bolsas de valores sufrieron los efectos negativos causados por el incremento por Estados Unidos de la tasa de interés, mientras los mercados emergentes enfrentan el riesgo de fuga de capitales.  

A su vez, la directora del FMI, Christine Lagarde, alertó que la guerra comercial, si se prolonga, golpeará la economía mundial y afectará a las cadenas de suministro globales.  

Durante una rueda de prensa antes de la reunión del G20, Lagarde llamó a las partes a relajar la cuerda y esforzarse para construir un sistema comercial internacional sólido, equitativo y favorable para el crecimiento.  

Un reciente informe del FMI pronostica que la tensión comercial puede disminuir el ritmo de expansión económica de Asia en 0,9 por ciento en los próximos años. La inestabilidad en los mercados emergentes podrá empeorarse si la Reserva Federal de Estados Unidos y otros grandes bancos centrales continúan estrechando las políticas monetarias.  

La institución también rebajó la previsión de crecimiento de Asia en 2019 de 5,6 a 5,4 por ciento. – VNA