Manila (VNA)- El Gobierno de Filipinas declaró la existencia de una epidemia nacional de dengue debido a la rápida propagación de la enfermedad en diferentes regiones, con 622 muertes en lo que va de año.
El Gobierno de Filipinas declara la existencia de una epidemia nacional de dengue debido a la rápida propagación de la enfermedad en diferentes regiones (Fuente: philstar.com)

La decisión fue anunciada por el secretario de Salud, Francisco Duque, tras una reunión de emergencia entre todas las agencias gubernamentales implicadas en frenar la epidemia.

Según datos oficiales divulgados en la ocasión, entre el 1 de enero y el 20 de julio de 2019 se han registrado 146 mil  62 casos de dengue, el doble que en el mismo período del año anterior.

El número de infectados va en ascenso en todo el país, a medida que las lluvias mitigan la sequía y más hogares tienen agua almacenada, hábitat en el que se reproduce fácilmente el mosquito Aedes Aegypti, transmisor de la enfermedad.

La epidemia de dengue ha revivido el debate en el país sobre el uso de Dengvaxia, una vacuna contra la enfermedad que se aplicó a más de un millón de filipinos en una intensa campaña de inmunización estatal entre 2016 y 2017, sobre todo en escuelas.

En noviembre de 2017, el Gobierno filipino paralizó el uso de esa vacuna después de que su fabricante, la farmacéutica francesa Sanofi, admitiera que tenía efectos adversos. El caso se convirtió en un escándalo sanitario luego del fallecimiento de varios niños inmunizados aunque no se ha podido probar la relación directa entre la aplicación de la Dengvaxia y esas muertes.

La vacuna, ahora autorizada en 20 países según la Organización Mundial de la Salud, está aprobada para su uso en personas de nueve años en adelante.

El dengue es un virus transmitido por mosquitos Aedes Aegypti, e infecta a aproximadamente 390 millones de personas en más de 120 países cada año, matando a más de 25 mil de ellos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se trata de una infección viral presente en las zonas tropicales y subtropicales de todo el planeta, transmitida por la picadura de las hembras infectadas de esos insectos, sobre todo en áreas urbanas y semiurbanas.

Se trata de la enfermedad infecciosa de más rápida expansión en el mundo, con un promedio de medio millón de contagios potencialmente mortales al año, y unas 20 mil muertes, en su mayoría niños. – VNA