Foto de ilustración (Fuente:VNA)
Hanoi, 26 nov (VNA)  Varios centros de conservación marina de Vietnam se enfrentan hoy día a los desafíos derivados de la contaminación ambiental, el terrorismo, la pesca destructiva y la construcción de la infraestructura turística.

En la actualidad, Vietnam cuenta con 16 centros de conservación marina, de los cuales sólo 10 zonas están planificadas.

De acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, algunos centros de preservación marina están operando con eficiencia, tales como Bach Long Vy (en la provincia de Hai Phong), Ly Son (Quang Ngai), Nam Ket (Khanh Hoa) y Hon Cau (Binh Thuan).

Sin embargo, algunos centros están sufriendo la alta presión generada por el proceso de desarrollo económico, lo que conduce a la explotación excesiva y afecta gravemente al ecosistema marino y el trabajo de conservación en este ámbito.

Los centros de conservación marina de Vietnam no están bajo la administración del el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, sino de distintos órganos gubernamentales provinciales como los comités populares y los servicios de Agricultura y Desarrollo Rural.

 A pesar de que todos los centros de preservación marina, excluido el parque nacional de Cat Ba, realizan las actividades de patrullaje en el mar, tales entidades no tienen el derecho de ejecutar las leyes.

Por lo tanto, una vez detectados los actos violatorios, los comités administrativos de los centros de preservación deben informar a las fuerzas de seguridad para que se implementen las medidas de reacción. Este proceso limita la capacidad de resistencia y genera el retraso de la aplicacion de las soluciones adecuadas.

Por otro lado, algunos centros no reciben la financiación suficiente para sus operaciones, debido a que sus presupuestos provienen principalmente de las arcas de la provincia.

Además, todos los centros de preservación marina reportan escasez de funcionarios especializados en biología marina. En ese sentido, Vietnam no cuenta con ningún plan de formación universitaria sobre este tema.

Excepto el parque nacional de Con Dao, todos los demás centros no ejecutan ningún programa de estudio u observación profunda.

La mayoría de los centros de preservación marina registran una gran escasez de equipamientos básicos, especialmente de barcos y dispositivos de buceo para realizar planes de estudio.

Junto con la limitación del presupuesto, la falta de equipos necesarios afecta gravemente la ejecución de leyes en tales zonas.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural no ha emitido ninguna decisión o normas concretas referentes a la obligación de elaborar planes de administración en los centros de preservación marina. De hecho, el proceso de evaluación y modificación no se ejecutan eficientemente.

Según el viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Vu Van Tam, su órgano estudia y consulta al gobierno sobre los contenidos relacionados con las labores de conservación marina, con el fin de integrarlos a la Ley de Acuicultura modificada.

Asimismo, el ministerio prevé revisar y proponer recomendaciones en aras de perfeccionar los decretos relacionados con el trabajo de conservación de los recursos marinos.
También robustece la coordinación con las autoridades provinciales para mejorar la planificación y la operación de los centros de preservación marina, así como considera la posibilidad de ampliar las áreas protegidas en dichas zonas.

La propaganda sobre la necesidad de la conservación marina, la colaboración con las organizaciones internacionales como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y el Fondo Mundial para la Naturaleza y la organización de los cursos de entrenamiento de recursos humanos son métodos necesarios del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural para mejorar la protección ambiental y la operación de los centros mencionados.

Vietnam además necesita ampliar la cooperación internacional en el ámbito de la conservación marina, centrada en el intercambio de experiencias, con el fin de conseguir el apoyo técnico y la asistencia financiera al respecto.

Adicionalmente, las entidades concernientes deben implementar medidas para elevar la calidad de vida de los pobladores y proteger el medio ambiente, así como establecer los mecanismos financieros adecuados destinados a la operación sostenible de los centros de preservación marina. –VNA

VNA-SOC