Hanoi, (VNA) La finanza integral se convierte hoy día en una de las soluciones destacadas para impulsar el proceso de erradicación de la pobreza, la reducción de la desigualdad social y el desarrollo social, afirmó el vicegobernador del Banco Estatal de Vietnam, Nguyen Kim Anh.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


En los últimos años, el gobierno vietnamita ha implementado varios mecanismos financieros para ayudar a los pobladores residentes en las zonas remotas y las pequeñas y medianas empresas, reveló.

Sin embargo, en la actualidad, sólo una mitad de la población residente en las regiones lejanas posee sus propias cuentas bancarias o recibe algún tipo de servicios financieros.

Esta situación se debe a la limitación de la cantidad de filiales de los bancos comerciales, el alto costo y los procedimientos que se complejizan en tales zonas.

Por otro lado, se registra un desequilibrio en la distribución de los servicios financieros en la estructura económica nacional.

De hecho, la agricultura- uno de los tres pilares fundamentales de la economía vietnamita-, recibe sólo alrededor de un 10 por ciento de la asistencia crediticia de las entidades financieras.

Para resolver tales limitaciones, el gobierno vietnamita precisa extender las modificaciones necesarias en relación con las políticas y el marco legal, con el fin de mejorar el acceso de la población y la comunidad empresarial a los servicios financieros.

De acuerdo con Kim Anh, el Banco Estatal elabora una estrategia nacional sobre la finanza integral, centrada en los compromisos del gobierno a largo plazo, las metas de desarrollo y las soluciones sincrónicas.

Asimismo, este plan necesitará de la participación y la colaboración estrecha entre todas las partes involucradas, mediante un mecanismo de coordinación eficiente del Gobierno y una buena relación entre este último y el sector privado. –VNA