Foto de ilustración (Fuente: The Independent))
Kuala Lumpur (VNA) - Las fuerzas de seguridad de Malasia desmantelaron una red de tráfico de personas dirigida por un negociante de Bangladesh, que hizo de este delito internacional un negocio millonario.

Los primeros interrogatorios arrojaron que en sólo dos años ese individuo ganó al menos dos mil millones ringgit (casi unos 500 millones de dólares) con ciudadanos de Bangladesh que pagaban para que le encontrara empleo en Malasia.

Según el diario malasio The Star, estas personas tenían que pagar 20 mil ringgit (casi cinco mil dólares) a los intermediarios en su país para obtener boletos de avión y permisos de trabajo en Kuala Lumpur.

A partir de fines de 2016, más de 100 mil  bangladeshíes fueron traídos aquí a través de esa vía, mientras  más de 100 mil esperan por los negociantes.

The Star también afirmó que los comerciantes de Bangladesh se valieron de la firma de un acuerdo intergubernamental suscrito en 2016 que permitiría a 10 empresas de ese territorio a reclutar mano de obra para Malasia.-VNA

VNA-INTER