Un basurero en Indonesia. (Fuente: AFP)

Khanh Hoa, Vietnam (VNA) – Los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) figuran entre los mayores emisores de basuras plásticas a los océanos, subrayaron expertos reunidos hoy en esta provincia centrovietnamita durante un seminario temático del blque.  

Tras recalcar que cada año se vierten ocho millones de toneladas de residuos plásticos a los océanos, los participantes coincidieron en que para alcanzar una solución efectiva y sostenible de esta crisis, se requieren los esfuerzos urgentes y conjuntos de las naciones integrantes de ese organismo regional, entre las cuales se encuentran Indonesia, Filipinas, Malasia, Singapur, Tailandia, Brunei, Camboya, Laos, Myanmar, y Vietnam.

Además, señalaron los efectos de la contaminación por esos residuos en la pesca, a la vez que compartieron experiencias y evaluaciones sobre las oportunidades de cooperación en la ASEAN para proteger el entorno marino y garantizar la pesca sostenible y la seguridad alimentaria.  

Vu Ho, representante de la cancillería vietnamita, enfatizó que el país adoptó una estrategia sobre el desarrollo duradero de la economía marítima hasta 2030, con visión hacia 2045, en virtud de la cual se inició la redacción de un plan de acción nacional para fortalecer la gestión de los desechos plásticos en los mares.  

El evento fue organizado por los Ministerios de Relaciones Exteriores de Vietnam y Tailandia,  y el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Algunos analistas calculan que hasta 2050 se producirán 33 mil millones de toneladas de plástico más en el mundo, y la mayoría de ellas terminarán en los mares, donde quedarán flotando durante siglos.

Es una realidad preocupante que una vez vertidas en el mar, las basuras plásticas tarden más de 400 años para disolverse, provocando no solo severos impactos ambientales sino también efectos negativos en la economía y la salud.

Científicos estiman que la cantidad de residuos tirados a los océanos cada año puede rodear la Tierra cuatro veces, y tardaría un milenio su completa desaparición. - VNA