Hanoi, 14 mar (VNA) - Las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) se han convertido en un impulso para el crecimiento económico del país, destacó hoy la presidenta de la Asamblea Nacional de Vietnam, Nguyen Thi Kim Ngan.

La presidenta de la Asamblea Nacional de Vietnam, Nguyen Thi Kim Ngan, y representantes de VINASME(Fuente: VNA)


En una reunión en esta capital con representantes de la Asociación de PYMEs de Vietnam (VINASME), la máxima legisladora señaló que este grupo de compañías generan empleos e ingresos para los trabajadores, contribuyen significativamente al desarrollo socioeconómico nacional, y reducen la brecha entre ricos y pobres.

Al elogiar los aportes de la asociación a los logros del país, resaltó que VINASME ha implementado con éxito los movimientos patrióticos y las principales campañas lanzadas por el Frente de la Patria, el Partido Comunista, y el Estado de Vietnam.

Valoró altamente las iniciativas científicas de la asociación sobre el combate de productos falsificados y la desintoxicación de drogas, que, dijo, trajeron grandes beneficios socioeconómicos.

Enfatizó las políticas del Partido Comunista y las leyes sobre el sector privado, el apoyo a las PYMEs y el perfeccionamiento del entorno empresarial.

Precisó que hasta el 97 por ciento de las empresas privadas son de micro y pequeña envergadura, con tecnología atrasada, limitada capacidad financiera, baja productividad y eficiencia comercial.

Estas compañías también mostraron debilidades en la conexión con negocios e inversiones extranjeras, así como en unirse a cadenas de valor nacionales e internacionales, agregó.

Esto explica por qué muchas empresas privadas fueron obligadas a detener la operación o disolver, continuó.

Kim Ngan expresó su esperanza de que VINASME continúe mejorando su capacidad y prestigio, y desempeñe un papel más activo en la crítica social, así como en la elaboración y promulgación de documentos legales sobre el funcionamiento del círculo comercial. – VNA

VNA- ECO