Hanoi,  (VNA) Vietnam, con unos tres mil kilómetros de costa y más de cuatro mil islas, dispone de varias oportunidades para el desarrollo de la economía marítima, tales como la energía renovable, el cultivo acuícola y el turismo.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


De acuerdo con un estudio de la Administración nacional de Mar e Islas, la tendencia al progreso económico marítimo, el aumento de la explotación de las energías marinas y el avance de las tecnologías modernas generarán grandes impactos a los países costeros.

El desarrollo de las ramas económicas en alta mar sin necesidad de uso de energías generadas en la parte continental contribuirá a mejorar la eficiencia económica en el cultivo acuícola y el turismo marítimo.

Por otro lado, las altas tecnologías, sobre todo la cuarta revolución industrial, también fortalecen el desarrollo de las fuentes de energía marina, con un precio cada vez más competitivo.

Sin embargo, la industria de energía oceánica enfrenta algunos desafíos para convertirse en una parte importante del mercado energético mundial, tales como las limitaciones tecnológicas, el riesgo generado por los desastres naturales, el alto costo de inversión primaria y la inestabilidad en la producción.

Relacionado con el cultivo de los productos acuícolas, este segmento prevé coadyuvar a resolver las amenazas de la tendencia alcista de la población mundial, gracias al incremento incesante de la producción anual durante las últimas tres décadas.

Sobre el turismo marítimo, trascendió que las zonas costeras e islas fueron el destino favorito de más de 70 por ciento de los 100 millones de turistas a Vietnam en 2017.

Los lugares donde se construyen las bases de energía ecológica como la provincia sudvietnamita de Bac Lieu también reportó un incremento notable en el volumen de viajeros (de 500 mil en 2010 a dos millones de 2017). –VNA