Hanoi (VNA) – Vietnam puede erradicar la construcción de plantas termoeléctricas en 2020, debido a que el gobierno pretende invertir en el desarrollo de las energías renovables, a fin de reducir la contaminación ambiental.

Foto de ilustración. (VNA)

De acuerdo con estudios del Centro GreenID, divulgados en un seminario sobre Desarrollo de Energía junto a la Protección de Medio Ambiente para el Desarrollo Sostenible, esta nación indochina puede replanificar su estructura energética sobre la base de la producción de la energía limpia.

Nguy Thi Khanh, presidenta de GreenID, adelantó que el gobierno vietnamita elabora en este momento el proyecto de la Planificación Energética Número VIII, cuyo objetivo es garantizar a partir de 2020 la seguridad energética nacional sin contar con la construcción de nuevos centrales que utilizan carbones.

La meta de Hanoi es diseñar una agenda para poder cumplir los compromisos suscritos en el Acuerdo de París en la lucha contra el cambio climático y los esfuerzos contra la contaminación ambiental, según la misma fuente.

Hasta 2030, el país planea reducir 20 mil megavatios de termoeléctrica, sin embargo esta fuente energética aún representa 43 por ciento de la producción total de la energía nacional.

Según la Planificación Energética Número VIII, la energía renovable ocupará entre 20 a 30 por ciento de la producción energética total de la nación asiática en 2030, la generación de electricidad con gas natural, 23 por ciento, y la de carbón 24 por ciento.

Los participantes de la cita, organizada aquí en fechas recientes por la Federación de las Asociaciones de Ciencia y Tecnología (VUSTA), sugirieron que el país indochino debe disminuir hasta 30 mil megavatios en la producción de la termoeléctrica en el futuro, cifra que equivale al recorte de 25 plantas de su tipo.

En sustitución de las mismas, los especialistas consideran que Vietnam debe movilizar los recursos para desarrollar la energía limpia, para reducir el uso de 70 toneladas de carbón en la producción de energía al año y eliminar así 116 toneladas de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), causante del calentamiento global.

Por su parte, Nghiem Vu Khai, vicepresidente de VUSTA destacó la importancia de desarrollar la energía limpia debido a que Vietnam es uno de los países más afectados por el cambio climático, y añadió que el país goza de grandes potencialidades para el desarrollo de la energía solar y eólica.

La participación de Vietnam en el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, sellado el viernes pasado en Nueva York, y el empeño en impulsar la aprobación del mismo, refleja su determinación de promover la adaptación al cambio climático en el mundo.

Vietnam suscribió el Acuerdo de París en abril de 2016. El gobierno vietnamita considera que la participación de Hanoi en este convenio coadyuvará a cambiar la conciencia sobre la cultura de bajo carbono y perfeccionar las instituciones, las políticas y el sistema de leyes al respecto, al lado del fomento de los nexos regionales para alcanzar la meta de mantener hasta finales de este siglo el aumento promedio de la temperatura de la Tierra por debajo de dos grados Celsius.

El tratado promueve los estudios científicos, el desarrollo de la energía limpia, la diversificación de las fuentes para la adaptación a la variación climática mediante los mecanismos de mercado y también la participación de toda la comunidad en las labores concernientes.

Vietnam ha adoptado políticas para estimular la participación de las empresas en los esfuerzos por reducir la emisión de gases de efecto invernadero y abolir después de 2020 el subsidio a los planes de energías fósiles.-VNA

VNA-MAN