Cosecha de arroz (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) - China sigue siendo un mercado potencial para el arroz de Vietnam, pero los exportadores nacionales deberán cumplir con los estándares cada vez más altos de esa nación, con una población que superó los mil 400 millones de personas, evaluaron expertos.  

A inicios de este mes, un grupo de importadores chinos llegaron al Delta del Río Mekong, el mayor granero de Vietnam, para buscar suministros.  

Liu Ying, presidente de la Asociación de Alimentos de China, afirmó que numerosas empresas de su país eligieron a los productos de Vietnam en lugar de los tailandeses o pakistaníes, teniendo en cuenta la creciente calidad de los mismos, así como sus precios razonables.

Según datos de la aduana china, el año pasado las importaciones de arroz de la segunda mayor economía mundial alcanzaron los mil 600 millones de dólares, de los cuales el 45 por ciento provino de Vietnam.

Pese a la gran demanda del país esteasiático, los especialistas alertaron que China es un mercado exigente.  

Al hablar con la prensa al margen del Foro del Sector Privado de Vietnam, celebrado a inicios del mes, Huynh Van Thon, presidente y director general de la empresa Loc Troi, admitió que los altos costos de producción y la débil marca comercial, han obstaculizado el ingreso del arroz nacional en los mercados extranjeros.  

En ese sentido, subrayó la necesidad de construir cadenas de suministro sostenibles para reducir los gastos y controlar la calidad de los productos.  

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural indicó que el país exportó en el primer trimestre de 2019 un millón 430 mil toneladas de arroz, para ingresar 593 millones de dólares, cifras que representan disminuciones interanuales del 3,5 por ciento en volumen y el 20,2 por ciento en valor.   

Anotó que en 2018 China fue el mayor importador del grano vietnamita, pero en los primeros tres meses del año esa posición la ocupó Filipinas, al recibir el 40,2 por ciento de las exportaciones.

La representación comercial de Vietnam en China evaluó que el país esteasiático sigue siendo en mercado importante del arroz; sin embargo, Beijing ha adoptado nuevas políticas, con la intención de fortalecer el control de las importaciones.  

Tras una inspección realizada por China en 2016, se constató que el número de empresas vietnamitas con permiso para enviar productos a ese mercado cayó de 159 a solo 22, recalcó.  

Esas compañías deben cumplir estrictamente los requisitos aplicados por ambos países, a la vez que exigen a sus socios a mantener la calidad y la higiene de los lotes durante el proceso de transporte y almacenamiento.  

Un representante del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Vietnam afirmó, sin embargo,  que la elevación por parte de Beijing de los estándares constituye una oportunidad para que los productos nacionales mejoren la calidad del grano, incrementando así el valor de las exportaciones. - VNA