Hanoi (VNA) – Empresas vietnamitas han impulsado sus exportaciones a Myanmar los últimos años, sin embargo, este mercado no es fácil y se necesita una estrategia a largo plazo, evaluaron economistas.


El intercambio comercial entre los dos países registró un crecimiento promedio anual de 27,3 por ciento durante el período 2010-2016 y logró el récord de 50,9 por ciento en 2017.

A su vez, el valor del canje bilateral avanzó de 152 millones registrados en 2010 a 828 millones de dólares el año pasado.

A pesar de esos alentadores resultados, expertos coincidieron en que el comercio entre ambos países solo ocupa una pequeña porción del valor total de las exportaciones e importaciones de cada nación, lo que significa que aún hay un gran potencial por explotar en esta relación.

Entre los principales envíos de Vietnam a Myanmar se encuentran acero, vehículos de transporte, herramientas y maquinarias. Mientras tanto, el país importa vegetales, metales y maíz.

Los productos del país indochino son bien recibidos por los consumidores myanmenos gracias a la buena calidad y bajos precios de los mismos en comparación con los de Tailandia y China, indicó Vu Cuong, subjefe de la Oficina de Noreste de Asia del Ministerio de Industria y Comercio.

Sin embargo, las empresas nacionales tienen que enfrentar varios desafíos, precisó Vu Cuong, entre ellos, el largo tiempo y alto costo del transporte y los complicados procesos administrativos en ese país.

Vietnam y Myanmar establecieron los nexos diplomáticos el 28 de mayo de 1975 y los elevaron a nivel de asociación de cooperación integral en agosto de 2017. Hanoi es el séptimo mayor inversor de Naypwidaw en la actualidad, con 70 proyectos valorados en dos mil millones de dólares. –VNA