Hanoi,(VNA)- La cooperación entre los países miembros de la Subregión del Gran Mekong (GMS-6) durante los últimos 25 años alcanzaron numerosos logros, sobre todo la competitividad mejorada y el establecimiento de una comunidad de paz, prosperidad y solidaridad.  

Escena de la reunión (Fuente: VNA)


Así lo valoró el primer ministro de Camboya, Samdech Hun Sen, durante la plenaria de la sexta Cumbre de GMS, efectuada hoy en esta capital.

El mecanismo de colaboración de GMS asistió a los estados integrantes a alcanzar los objetivos del desarrollo del milenio, y resolver los desafíos causados por la falta de infraestructura hídrica, los cambios tecnológicos y la inestabilidad económica global, señaló.

En este sentido, Hun Sen propuso aumentar la conexión mediante la inversión en infraestructura, energía y transporte, y los acuerdos sobre la facilitación de tránsito.  

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, consideró que las naciones de la región comparten intereses mutuos y por lo tanto, tienen la responsabilidad de impulsar la cooperación por la prosperidad y el crecimiento económico de la región.  

El primer ministro de Laos, Thongloun Sisoulith, ratificó la necesidad de incrementar la transferencia tecnológica, reducir la brecha de desarrollo, mejorar la competitividad y promover la asociación público-privada.

Es importante intensificar la conectividad y maximizar las potencialidades de las naciones mediante los proyectos conjuntos, atraer fuentes financieras y garantizar el crecimiento verde y sostenible, subrayó.

El vicepresidente de Myanmar, U Henry Van Thio, destacó que se debe garantizar las finanzas para la materialización de los proyectos, con atención a la revisión del ritmo de ejecución.

Mientras, el primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-ocha se refirió a la cuarta revolución industrial con la necesidad de formar un grupo de trabajadores calificados.

Para construir una comunidad de desarrollo sostenible, los países deben impulsar el intercambio pueblo a pueblo y crear una economía amigable con medio ambiente, dijo.

El presidente del Banco Asiático de Desarrollo (BAD), Takehiko Nakao, apreció el impresionante crecimiento económico de la región y reveló que con la asistencia de esa institución y otros socios de desarrollo, un total de 21 mil millones de dólares fueron trasladaron a los países miembros de GMS durante los últimos 25 años.

Hasta 2022, BAD continuará asistiendo a la materialización de 200 proyectos, centrados en la mitigación de consecuencias del cambio climático, desarrollo agrícola, salud, formación de trabajadores y desarrollo urbano.

En la sesión plenaria, los delegados revisaron y adoptaron la Declaración conjunta de la Cumbre, el Plan de Acción Hanoi 2018-2022 y el Marco de Inversión hasta 2022. – VNA