Planta de acero en Thai Nguyen (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) - Mejorar el suministro de materiales y demostrar el origen de los productos permitirán limitar los impactos de las demandas de defensa comercial en medio de la creciente guerra comercial entre Estados Unidos y China. 

El Ministerio de Industria y Comercio de Vietnam pronostica que el sector del acero mantendrá un crecimiento anual de alrededor de 20 por ciento, incluyendo el acero de construcción (hasta 10 por ciento), bobina laminada en frío (cinco por ciento), tubos de acero soldados directamente (15 por ciento), hierro galvanizado recubierto con pintura (12 por ciento). 

Se espera que la bobina laminada en caliente tenga el incremento más fuerte de hasta el 154 por ciento. 

La corporación Hoa Sen planea poner en funcionamiento una línea para fabricar bobinas laminadas en frío, acero galvanizado y chapado de color con una capacidad de 350 mil toneladas este año, mientras que la compañía Tung Ho lanzará una línea capaz de producir 600 mil toneladas de acero para la construcción. 

La corporación Hoa Phat emprenderá un proyecto de acero laminado con una capacidad de aproximadamente 600 mil toneladas este mes y construirá un horno en la provincia centrovietnamita de Quang Ngai, que se inaugurará en 2019 y finalmente producirá tres millones de toneladas de chapas y cordones de acero cada año. 

El presidente de Hoa Phat, Tran Dinh Long, dijo con orgullo que es la primera vez que una empresa vietnamita puede fabricar bobinas laminadas en caliente. 

A su vez, la especialista Nguyen Thao Vy de VietCapital Securities comentó que con el lanzamiento de muchas líneas de fabricación, las empresas nacionales de acero podrían verificar el origen de los productos para evitar impuestos antidumping. 

Nguyen Van Sua, vicepresidente de la Asociación de Acero de Vietnam, dijo que se sospecha que esta nación indochina sirve de tránsito para que el acero chino se mueva al exterior. 

Para contrarrestar eso, el Departamento de Comercio de Estados Unidos impuso un impuesto antidumping del 199,76 por ciento y una tributación especial de consumo del 256,44 por ciento sobre las bobinas laminadas en frío vietnamitas de origen chino, después de concluir que tales productos evitaban el impuesto antidumping de Estados Unidos sobre mercancías chinas.

En los últimos años, aunque se ha cumplido la demanda interna de acero, China ha adoptado medidas para enviar este producto a Vietnam, desde reducir los precios hasta los incentivos a la exportación. 

A veces, el acero chino es hasta 30 por ciento más barato que el similar vietnamita. Para combatir esto, el país sudesteasiático adoptó medidas de defensa comercial al imponer un impuesto antidumping del 10 al 30 por ciento sobre el acero chino. 

Van Sua sugirió que las empresas nacionales inviertan en avances tecnológicos y mejoren la capacidad, a la vez que estudien las prácticas internacionales para aumentar la competitividad.

Pidió al Estado que continúe con las medidas de defensa comercial y asegure que las bobinas enrolladas utilizadas en la construcción bajo la apariencia de otros tipos de acero sean gravadas correctamente. 

Las estadísticas del Departamento General de Aduanas mostraron que Vietnam exportó hierro y acero por valor de tres mil 150 millones de dólares el año pasado, para un aumento de 36 por ciento en volumen y 55 por ciento en valor en comparación con 2016. 

Las importaciones de acero chino también disminuyeron del 60 por ciento de las compras totales de este producto en 2016 al 40 por ciento en 2017, y se prevé que caigan al 38 por ciento este año.- VNA

VNA- ECO