El Tratado de Asociación Transpacífico (TPP en inglés) ayudará a añadir 23 mil 500 millones de dólares al Producto Interno Bruto (PIB) de Vietnam en 2020 (actualmente estimado en unos 176 mil millones), y 33 mil 500 millones en 2025.

El ministro Vu Huy Hoang, presente en la reciente ronda de negociaciones del TPP en Atlanta (Fuente: VNA)

Esos cálculos de economistas independientes fueron citados por el ministro de Industria y Comercio, Vu Huy Hoang, en una entrevista a la Agencia de Noticias de Vietnam sobre perspectivas de la economía nacional luego de la histórica conclusión la víspera de las negociaciones del TPP.

Según el titular, las partes integrantes tendrán como mínimo 18 meses para llevar a cabo los procedimientos judiciales a fin de prepararse para la rúbrica oficial y solicitar la ratificación de los organismos competentes.

El gobierno de Vietnam, en particular, publicará el texto íntegro a la comunidad y colaborará con las agencias pertinentes en el proceso de revisión y ratificación del acuerdo en concordancia con la Ley de firma, incorporación y cumplimiento de compromisos internacionales, afirmó.

Dada su importancia, el convenio será presentado al Comité Central de Partido Comunista para su instrucción antes el proceso de aprobación, reveló.

El plazo de 18 meses también sirve para que Vietnam reforme el sistema legal y los procedimientos administrativos y mejore la competitividad, añadió.

Hablando sobre los beneficios que brindará TPP, Huy Hoang concretizó que las exportación crecerán en 68 mil millones de dólares en 2025.

Los productos nacionales estarán libres de las barreras arancelarias en mercados estratégicos como Estados Unidos, Japón y Canadá, posibilitando una disparada en el valor de las exportaciones clave como textil y prendas de vestir, calzado y artículos acuáticos, aseguró.

Además, TPP incluirá a Vietnam en la nueva cadena de suministro a formarse luego de su firma, una red integrada por las economías que representan el 40 por ciento del PIB y el 30 por ciento del intercambio comercial global, apuntó.

La participación en el acuerdo constituirá oportunidad para que el país perfeccione el estatuto de la economía de mercado, impulse la renovación del modelo de crecimiento y la reestructura económica y cree un clima de negocios más amigable, transparente y predecible.

Notablemente, el cumplimiento de los compromisos sobre la garantía de la propiedad intelectual apoyará la atracción de capital en los sectores que requieren alto uso de la inteligencia como como producción farmacéutica, particularmente de las vacunas.

TPP, con rigurosos estándares sobre administración transparente y comportamiento imparcial del aparato de gestión, estimulará a Vietnam a perfeccionar el Estado de derecho socialista, fortalecer la disciplina y vigorizar la lucha anticorrupción, declaró.

En la dimensión social, el tratado ayudará a crear más empleos, aumentar los ingresos y reducir la pobreza, así como mejorar la calidad de los recursos humanos y servicios de salud comunitaria.

Especialmente, TPP, con compromisos sobre la proyección ambiental, posibilitará una liberalización comercial más amigable al entorno, a favor del desarrollo sostenible, anotó.

Acompañan a las oportunidades nuevos desafíos, entre ellos la intensa competencia en el sector agrícola, en concreto, la ganadería, admitió.

Debido a la fuerte competencia, las empresas con tecnologías obsoletas enfrentarán riesgo de quiebra, lo que conducirá al desempleo entre un grupo de trabajadores, señaló y especificó que sin embargo como la mayoría de las economías de TPP no compiten directamente con Vietnam, este efecto no se hará sentir en gran escala (salvo algunos ramos agrícolas) ni a largo plazo.

Para afrontar las dificultades, el país deberá prestar especial atención a la reestructuración de la agricultura, incluida la transformación del modelo productor en granjas para reducir los gastos, controlar la calidad e higiene e incrementar la aplicación tecnológica, aclaró.

También necesitará reajustar numerosas regulaciones legales sobre comercio, inversión, licitación, propiedad intelectual, empleo y medio ambiente, agregó.

Además, deberá adoptar medidas de asistencia social – entre ellas la formación de la fuerza laboral – para resolver oportunamente los efectos negativos, enfatizó Huy Hoang.

Refiriéndose a la brecha de desarrollo entre Vietnam y los países más avanzados, concretizó que el país recibirá apoyos de otros firmantes y disfrutará de privilegios para estar dispuesto, en cierto plazo, a aplicar los estándares iguales como los desplegados en otras naciones. – VNA