Foto de ilustración (Fuente: VNA)

El viceprimer ministro vietnamita Hoang Trung Hai exigió a los organismos competentes resolver la cantidad de mercancías acumuladas en almacenes de los puertos marítimos y fronterizos, con apego a las regulaciones del gobierno.

El estancamiento de esos bienes, originado por defectos en la gestión de las importaciones, el tráfico ilegal de los productos en el territorio y la ineficiencia de los mecanismos para enfrentar la situación, generó pérdidas a las empresas y perjudicó el medio ambiente.

El Ministerio de Finanzas está encomendado a supervisar las labores aduaneras monitoreando el volumen de mercancías almacenadas, mientras los sectores de transporte, aduana y policía deberán colaborar para detectar oportunamente los lotes ilegales y sancionar a las compañías violadoras en consonancia con las leyes nacionales.

La liquidación de los bienes se realizará mediante subastas, instruyó el vicepremier.

Para productos como neumáticos de segunda mano, el Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente se responsabilizará de verificar la capacidad de las agencias encargadas del reciclaje, y luego cooperará con la cartera de Finanzas para acelerar los trámites necesarios que permiten a las cualificadas resolver rápidamente estos artículos.

El proceso de reciclaje deberá realizarse bajo estricta supervisión para minimizar los efectos ambientales, subrayó.

Por otro lado, el Ministerio de Finanzas buscará medidas adecuadas para apoyar a las empresas que sufran pérdidas económicas por el almacenamiento prolongado, y la cartera de Industria y Comercio deberá revisar las políticas al respecto para reforzar la gestión sobre las importaciones y la responsabilidad de las compañías, añadió. – VNA