Hanoi (VNA) - Alrededor de 13 mil 600 pesqueros de un total de 30 mil tienen instalados un transreceptor de localización, como un esfuerzo de Vietnam para luchar contra las actividades de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU).
 
Fuerzas de ejercicios de la ley en el mar de la provincia de Ninh Thuan divulgan a los pescadores sobre las normas de la pesca (Fuente: VNA)
 
La información fue dada a conocer por el viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Vietnam, Vu Van Tam, quien reveló que a unos tres mil barcos pesqueros que laboran en alta mar se le colocaron equipos de monitoreo Movimar, financiados por el gobierno francés mediante la Asistencia Oficial para el Desarrollo (AOD).  

Según las regulaciones de la Unión Europea (UE), explicó, todas las embarcaciones pesqueras deben contar con dispositivos de seguimiento, incluso equipos de monitoreo móvil en el caso de las que tienen a partir de 24 metros de eslora.

Sostuvo que esas normas fueron incluidas en la Ley de Acuicultura (modificada), aprobada por el Parlamento el 21 de noviembre de 2017, la cual también establece sanciones estrictas contra las actividades de pesca ilegal.

Las autoridades vietnamitas, incluido el Departamento General de Acuicultura y las entidades subordinadas del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, han investigado de manera minuciosa las nueve recomendaciones dadas por la Comisión Europea para regular la pesca ilegal, tras la imposición por esa agrupación de la “tarjeta amarilla” a los productos acuáticos nacionales exportados.

Las instrucciones del gobierno fueron transmitidas a las localidades costeras para desplegar de inmediato esas sugerencias, al tiempo que mejoran la conciencia entre empresas y pescadores nacionales sobre la explotación y la compra- venta de los productos acuícolas.

Una delegación de la UE realiza una visita del 15 al 24 de mayo a Vietnam para supervisar y evaluar los trabajos realizados por este país para cumplir las normas contra la IUU.

El 23 de octubre de 2017 la Comisión Europea impuso la tarjeta amarilla a Hanoi, alegando que los esfuerzos de este país no fueron suficientes para combatir la IUU. La nación indochina tiene seis meses para desplegar las medidas destinadas a eliminar la explotación ilegal en concordancia con las recomendaciones.

Después de esta visita, la UE decidirá si retira o no la "tarjeta amarilla" aplicada a los mariscos vietnamitas. – VNA