Toma de prueba de sangre para diagnosticar la diabetes (Fuente: VNA)
Hanoi  (VNA) - Casi el 57 por ciento de las personas que sufren de hipertensión arterial en Vietnam no son diagnosticadas, mientras que aproximadamente el 69 por ciento de los diabéticos no reciben tratamiento, informó el viceministro de Salud, Pham Le Tuan.

En un evento que tuvo lugar recientemente en Hanoi, Le Tuan precisó que solo el 13,6 por ciento de los hipertensos y el 29 por ciento de los pacientes con niveles altos de glucosa en sangre son asistidos en las clínicas de salud locales.

Según las estadísticas oficiales, 12 millones de vietnamitas padecen de presión arterial alta (13 por ciento de la población total), en tanto tres millones 500 mil tienen diabetes (seis por ciento).

La presión arterial alta, también conocida como hipertensión, ejerce una presión adicional sobre los vasos sanguíneos y los órganos principales, como el corazón, el cerebro y los riñones.

Mientras, la diabetes es una causa importante de ceguera, insuficiencia renal, ataques cardíacos, apoplejía y amputación de miembros inferiores.

De acuerdo con los galenos, la falta de chequeos regulares es la causa del alto número de personas sin diagnosticar, y anotó que las clínicas de salud a nivel local no han brindado exámenes regulares.

En respuesta a esa situación, el Ministerio de Salud emitió la Decisión 2559/QD-BYT a fines de abril para mejorar la atención y seguimiento de estos enfermos mediante la organización de cursos de capacitación para médicos y enfermeros en los hospitales centrales.

Se espera que después de terminar este adiestramiento, una cifra mayor de galenos y enfermeros sean enviados a más de 11 mil clínicas  a nivel de comuna y barrio en todo el país para instruir a la población local.

El jefe del Departamento de Examen y Tratamiento Médico del Ministerio de Salud, Luong Ngoc Khue, precisó que la capacitación se centraría en la importancia de la detección temprana y el tratamiento, así como en lograr que las personas ganen conciencia de la necesidad de seguir un estricto régimen de vida para mejorar su estado de salud.

Según los médicos, la presión arterial alta podría evitarse mediante un estilo de vida saludable, lo que implica una dieta sana, la práctica de ejercicios físicos con regularidad, limitar el consumo de alcohol, no fumar y controlar el estrés.

Los especialistas sugieren que las personas con hipertensión arterial y diabetes deben seguir cuidadosamente las indicaciones médicas.-VNA