Hanoi  (VNA) -  El Tribunal Popular de Hanoi confirmó hoy los cargos y las sentencias dictadas contra Ha Van Tham, expresidente de la Junta Administrativa del banco OceanBank, y sus cómplices en uno de los mayores casos de delito económico en Vietnam.
Los acusados escuchan el veredicto de la corte (Fuente: VNA)

En el juicio de apelación, el tribunal confirmó el veredicto sobre Ha Van Tham, quien fue sentenciado a cadena perpetua.

La sentencia incluye 19 años de prisión por “infringir intencionadamente las regulaciones del Estado sobre la gestión económica que provocó graves pérdidas”, 18 años de prisión por “violar regulaciones sobre la concesión de préstamos en las actividades de las organizaciones crediticias”, cadena perpetua por “malversación de fondos públicos” y 20 años de prisión por “abuso de poder”.

La pena de muerte para Nguyen Xuan Son, exdirector general de OceanBank, también fue confirmada. Recibió 17 años de prisión por “infringir intencionadamente las regulaciones del Estado sobre la gestión económica que provocó graves pérdidas”, la pena de muerte por “malversación de fondos públicos” y cadena perpetua por “abuso de poder”.

Dentro de los siete días desde que el juicio de apelación anunció su veredicto, Xuan Son tiene el derecho de presentar un pedido de clemencia al Presidente del Estado.

Considerando la sincera confesión de Xuan Son, la compensación de su familia por las pérdidas en el Grupo de Petróleo y Gas de Vietnam, las cuales fueron causadas por su “malversación de fondos públicos”, y algunos otros factores, el jurado propuso al Presidente del Tribunal Popular Supremo, la Fiscalía Suprema Popular y al Presidente del Estado para considerar la conversión del castigo de Son de la pena de muerte a la cadena perpetua según lo regulado en el punto c, cláusula 3 y la cláusula 4 del artículo 40 en el Código Penal de 2015.

El jurado también tuvo en cuenta el mercado financiero inestable cuando Ha Van Tham cometió irregularidades, su confesión sincera y otros factores mitigantes.

Pidió a las agencias autorizadas que apliquen condiciones atenuantes para reducir el castigo de Tham.

El encarcelamiento de 22 años también se mantuvo para Nguyen Minh Thu, exsubdirectora general de OceanBank. Será encarcelada durante nueve años por “abuso de poder” y 13 años por “infringir intencionadamente las regulaciones del Estado sobre la gestión económica que provocó graves pérdidas”.

Mientras tanto, Nguyen Van Hoan, exsubdirector general de OceanBank, será sentenciado a 20 años de prisión (menos de dos años del veredicto emitido en el juicio de primera instancia) por “abuso de poder” y “violar regulaciones sobre la concesión de préstamos en las actividades de las organizaciones crediticias”.

Otros seis acusados de “infringir intencionadamente las regulaciones del Estado sobre la gestión económica que provocó graves pérdidas” también recibieron reducciones en sus condenas de prisión.

Durante la investigación y en el juicio, Nguyen Thi Thu Ba (exdirectora de la división de clientes minoristas) y Do Dai Khoi Trang (exdirectora de la división de clientes individuales) dijeron que sus fechorías se habían realizado bajo la dirección del subdirector general Tran Thanh Quang.

Por lo tanto, el jurado solicitó al Ministerio de Seguridad Pública que inicie un proceso penal contra Thanh Quang para investigar su participación.

Según el veredicto del tribunal, cuando trabajaba como presidente del Consejo de Administración de OceanBank, Ha Van Tham y sus cómplices cometieron violaciones extremadamente graves en los préstamos, movilización de depósitos y pago a los clientes con tasas de interés más alta que el techo regulado por el Banco Estatal, causando una pérdida de más de 94 millones de dólares a Oceanbank y sus accionistas.

Sus violaciones también afectaron seriamente la política monetaria del Estado.

Se encontró que Xuan Son se coordinó con Van Tham para cobrar a los clientes tarifas adicionales, lo que provocó una pérdida de más de tres millones de dólares para el banco y los clientes.

Mientras tanto, Nguyen Minh Thu dio instrucciones a las sucursales del banco para pagar las tasas de interés fuera de los contratos de depósito de movilización, causando pérdidas de 69 millones de dólares.- VNA