Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Ciudad Ho Chi Minh, 21 abr (VNA) - La acuicultura vietnamita obtendrá ventajas y oportunidades de exportación una vez que entren en vigencia el Acuerdo Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífico (CPTPP, en inglés) y el Tratado de Libre Comercio Unión Europea-Vietnam (EVFTA, en inglés), destacaron expertos en seminario efectuado en esta urbe sureña.

Vuong Duc Anh, del Departamento de Exportación e Importación del Ministerio vietnamita de Industria y Comercio, destacó que el CPTPP y el EVFTA son acuerdos comerciales de nueva generación con la facilitación de negocios mediante el recorte de aranceles.

De acuerdo con el EVFTA, los productos acuáticos, excluyendo el atún enlatado y las bolas de pescado, disfrutarán de un impuesto cero por un máximo de siete años.

Mientras que bajo el CPTPP, Canadá y Perú reducirán los impuestos a cero por ciento y otros países ofrecerán reducciones de impuestos según las hojas de ruta.

Vuong Duc Anh recalcó que la firma de esos dos pactos brindará oportunidades a las empresas pesqueras vietnamitas para expandir los mercados de exportación, especialmente los nuevos como Canadá, Perú y México, dado que los rivales de Vietnam, como Tailandia y China, aún no han firmado los tratados de libre comercio (TLC) con la Unión Europea ni unirse al CPTPP.

Vietnam ahora ocupa el segundo lugar a nivel mundial en términos de exportaciones de camarón con una participación de mercado del 14 por ciento, detrás de la India (15 por ciento), el país que no se ha unido al CPTPP mientras que se han interrumpido sus negociaciones de TLC con la UE.

Según los expertos, las empresas acuáticas vietnamitas también tendrán oportunidades de mejorar las tecnologías, elevar la calidad de los productos, unirse a la cadena de suministro regional y diversificar las fuentes de materiales.

En particular, precisaron, la firma de TLC de nueva generación también requiere que el país indochino reforme los mecanismos, creando así un entorno empresarial estable y transparente.

Sin embargo, señalaron, las empresas vietnamitas también enfrentan competencia con rivales extranjeros y regulaciones estrictas sobre el origen y la calidad de los productos.

Destacaron la necesidad de elaborar planes de negocios a mediano y largo plazo, además de renovar tecnologías para unirse a la cadena de valor global en servicio al crecimiento sostenible.-VNA

VNA-ECO