Cuidado de bosque en Vietnam (Fuente: VNA)

Da Nang, Vietnam (VNA) - La contribución de las organizaciones sociales al impulso de las políticas y al desarrollo de la silvicultura basada en la comunidad en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) se resaltó durante un foro temático efectuado hoy en esta ciudad central.

Al intervenir en la cita, Nguyen Phu Hung, representante de la Administración Forestal de Vietnam, afirmó que el sector silvícola precisa de un enfoque integral para elevar el valor económico de los bosques, a la vez que cumplir los objetivos de seguridad ambiental mediante el fortalecimiento de la adaptabilidad al cambio climático de los ecosistemas y las comunidades cuya subsistencia dependen de esos recursos.

En ese sentido, subrayó Phu Hung, las organizaciones sociales actuán como el puente entre el gobierno y la sociedad, especialmente en las labores de divulgación de conocimientos, investigación científica y asistencia a las comunidades locales.

También ratificó el papel de las instituciones sociales en la construcción de un futuro sostenible para la ASEAN mediante inversiones más eficientes en el desarrollo de los valores humanos, es decir -explicó- el mejoramiento de las habilidades, la creación de un entorno favorable para las jóvenes generaciones, y la conexión de los grupos vulnerables.

Durante el evento, los participantes intercambiaron opiniones sobre la economía basada en la silvicultura, el derecho a explotar los recursos forestales y los mecanismos de administración de los bosques.   

Fundado en  2012, el Foro de las organizaciones sociales en la ASEAN se convirtió en una plataforma para que las comunidades locales y asociaciones de etnias minoritarias transmitan sus mensajes a los países miembros del bloque mediante el Grupo de trabajo sobre la Silvicultura Social.

Vietnam registra 14 millones 410 mil hectáreas de bosque, de ellas las áreas estandarizadas alcanzan 13 millones 71 mil hectáreas, con un índice de cobertura forestal de 41,45 por ciento, según un reporte del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

El país finalizó el 2017 con más de diez millones de hectáreas de bosques naturales y más de cuatro millones de árboles plantados, convirtiéndose así en el único del sudeste asiático con aumentos de esos indicadores en los últimos años.

Según estadísticas, en esta nación indochina se sembraron el año pasado 235 mil hectáreas de bosques concentrados y más de 60 millones de arbustos por separado, lo que resultó en la citada tasa de cobertura forestal. - VNA