Hanoi (VNA)- El uso excesivo y erróneo de antibióticos para tratar y prevenir enfermedades en el sector ganadero, acuícola y otros, abunda en el Sudeste de Asia, alertó Juan Lubroth, jefe de Servicios Veterinarios la Organización de Alimentos y Agricultura (FAO).

El funcionario advirtió sobre los riesgos graves que lo anterior implica para las personas y los animales, pues cada vez las infecciones bacterianas se vuelven más resistentes a los tratamientos.

Al margen de una reunión internacional en Bangkok, Tailandia, que se centró en la resistencia a los antimicrobianos (AMR), Juan Lubroth señaló que esta amenaza se incrementa en las megaciudades de Asia, donde se registra crecimiento de la población y un intenso desarrollo agrícola.

Un informe de 2016 del gobierno británico calculó 100 billones de dólares en pérdidas para el año 2050 si no se hace nada para revertir esa tendencia, y estimó que la cifra de fallecidos por esa causa ascenderá a 10 millones en los próximos 35 años.

El 90 por ciento de esas muertes se produciría en países en desarrollo, pronosticó.

Informó que la FAO aboga por educar a los agricultores sobre los peligros del uso de antibióticos para promover el crecimiento en los animales, y por una aplicación más estricta de las normas que rigen la producción de alimentos.

Según un informe publicado el 29 de enero por la Organización Mundial de la Salud (OMS), un sistema de vigilancia global identificó una amplia resistencia a los antibióticos entre 500 mil personas con presuntas infecciones bacterianas en 22 países.

Marc Sprenger, director de la Secretaría de Resistencia Antimicrobiana de la OMS, precisó que algunas de las infecciones más comunes y potencialmente más peligrosas del mundo son resistentes a los medicamentos. – VNA