Singapur,  (VNA) Las autoridades de Singapur anunciaron una multa de nueve millones 500 mil dólares a las empresas Grab y Uber por violar las normas de competencia, elevar el precio de sus servicios y limitar las oportunidades de operación de otros competidores.

(Fuente: Nikkei Asian Review)


En detalle, la Grab está obligada a pagar cuatro millones 700 mil dólares y su socio, cuatro millones 800 mil dólares.

Además, las dos empresas deben implementar medidas para reducir el precio de servicio al nivel reportado antes de la adquisición y permitir a sus choferes a utilizar servicios de otras firmas que operan en esta rama económica.

A su vez, representantes de Grab en Singapur confirmaron que el acuerdo con Uber respeta las leyes locales sin violar las normas de competencia.

En marzo pasado, el contrato de colaboración entre Grab, con sede en Singapur, y la compañía estadounidense de Uber, atrajo la atención y supervisión de las agencias gubernamentales singapurenses.

De acuerdo con el documento firmado entre esas dos entidades, Grab adquirió todas las operaciones de Uber en el Sudeste Asiático, mientras que la firma norteamericana recibió el 27,5 por ciento de las acciones de la primera.

Según análisis de las autoridades singapurenses, el precio del servicio de Grab se aumentó de 10 a 15 por ciento después del contrato y a los choferes se le prohíbe trabajar para otros competidores.

Relacionado con este tema, las autoridades de Filipinas aprobaron el caso de fusión entre Grab y Uber, pero emitieron las condiciones  vinculadas con el precio y otros principios destinados a evitar el monopolio de Grab. Malasia también revisa el contrato entre Grab y Uber. –VNA