El presidente vietnamita, Nguyen Minh Triet, participó el 10 de febrero en Ha Noi en la campaña nacional de plantación de árboles, en ocasión del Tet (Año Nuevo Lunar).

Al intervenir en el acto, efectuado en la Aldea Cultural-Turística de las Etnias vietnamitas, el mandatario resaltó el significado de dicho movimiento que se convirtió en una buena tradición del pueblo desde hace más de 50 años.

Viet Nam constituye uno de los países más afectados por el cambio climático, comunicó y urgió a fomentar la protección del medio ambiente y el enfrentamiento a la variación climática.

El estadista exhortó al Partido, ejército y pueblo a intervenir activamente en esa tarea nacional, elevar la superficie de reforestación, recuperar los recursos acuáticos contaminados y proteger el entorno para brindar la buena vida a las generaciones futuras.

Según el sector silvícola, el país reforestará este año 500 mil hectáreas boscosas.

En esa jornada asistieron además dirigentes de ministerios, sectores y entidades centrales, pobladores locales y representantes de 20 embajadas y organizaciones foráneas en Viet Nam.

La Organización de Naciones Unidas eligió el 2011 como “Año Internacional de los Bosques para impulsar la gestión, conservación y desarrollo sostenible de la foresta e intensificar los compromisos políticos a largo plazo entre las naciones en el combate a la destrucción forestal./.