Hanoi, 29 oct (VNA)- El Tratado de Libre Comercio entre Vietnam y la Unión Europea (EVFTA por sus siglas en inglés) abrirá grandes oportunidades para que las empresas vietnamitas amplíen su presencia en ese mercado de 508 millones de personas, evaluaron economistas nacionales.
Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Vietnam y  la Unión Europea (UE) concluyeron las negociaciones sobre ese acuerdo tras seis años de diálogo y se espera que una vez entre en vigencia genere un beneficio de tres mil 200 millones dólares a este país indochino en 2020.

Antes de la firma del EVFTA, el bloque comunitario ya tiene una presencia importante en este país, pues es el tercer socio comercial y uno de los mercados principales para las exportaciones vietnamitas con un intercambio bilateral estimado en 50 mil 400 millones de dólares el año pasado. 

Según expertos, con el compromiso de eliminar hasta el 90 por ciento de los impuestos aplicados a las mercancías, la posibilidad de aumentar las ventas de productos vietnamitas como confecciones textiles, calzado, mariscos y madera es visible.

Especialmente, señalaron, los artículos que antes no se podían exportar a la UE debido a las barreras arancelarias, pueden entrar en ese mercado con precios asequibles.

Según un estudio realizado por especialistas internacionales, el EVFTA ayudará a incrementar las ventas de Vietnam en un cuatro a seis por ciento en10 años a partir de la entrada en vigor del convenio.

Si el EVFTA cobrara vigencia en 2019, las exportaciones a la UE se elevarían a 16 mil millones de dólares en los dos primeros años, cifra que podría elevarse a 75 y 76 millones de dólares en 2028.

Sin embargo, ese convenio también  generará desafíos, según los expertos. Las empresas del patio al despachar sus productos a la agrupación deben obtener el certificado de origen para poder disfrutar del sistema generalizado de preferencias (GSP) de la UE.

De acuerdo con Tran Thanh Hai, subjefe del Departamento de Exportación e Importación del Ministerio de Industria y Comercio, según el GSP, la responsabilidad de certificar el origen de mercancías pertenecerá a las empresas o importadores en lugar de las agencias especializadas en la actualidad.

Esto, dijo el funcionario, significa que las entidades nacionales deben realizar por ellas mismas los procedimientos para satisfacer los criterios en cuanto al origen de productos y responsabilizarse con la precisión de ese proceso.

Ese mecanismo se ha aplicado en los países de la UE durante más de 40 años y muestra ventajas como simplificar los trámites, disminuir el tiempo y gasto para las empresas, mitigar riesgos para los órganos autorizados de conceder certificados y reducir la presión en la aduana, señaló.

El Tratado creará un nuevo impulso para las empresas europeas que se interesen en invertir en Vietnam, sobre todo en los sectores de industria y servicios, y al mismo tiempo diversificará nuevas fuentes suministradoras de productos.-VNA