Hanoi (VNA) – Vietnam muestra en los últimos años notables resultados en la formación de la fuerza laboral calificada al servicio del desarrollo de la economía marítima, un sector que abarca múltiples ámbitos y que demanda recursos humanos de calidad, sostuvo el  viceministro de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Tran Quy Kien.
Pescador de atún. (Fuente: VNA)

El vicetitular precisó que el país prestó especial atención al desarrollo de la mano de obra para renglones como la explotación gasífera, la navegación marítima, la producción de maricos y el turismo costero. 


Uno de los pasos concretos adoptados, explicó, es el impulso de la fundación de centros de formación profesional e investigación sobre el mar en las ciudades litorales, así como establecimientos de educación y salud en las zonas costeras e insulares.  

Gracias al apoyo del Ministerio de Educación y Formación, hasta el momento se abrieron 92 cursos de capacitación en 20 especialidades académicas relacionadas con el mar, agregó. 

Mientras, el Ministerio de Trabajo, Inválidos de Guerra y Asuntos Sociales incluyó 15 empleos de la economía marítima en la Lista de ocupaciones que precisan recursos humanos calificados y coordinó con el sector agrícola la realización de programas de formación para pescadores.

Hasta 2016, más de 20 mil pescadores que faenan en el alta mar fueron capacitados en el marco de esa iniciativa.  

En momentos en que el país acelera el desarrollo del sistema de establecimientos de formación profesional en las localidades litorales, se registran hasta la fecha casi 700 centros de este tipo, los cuales prestaron servicios directos a 30 mil personas en 28 áreas.  

Durante el último decenio, también se desarrolló la red de instituciones de investigación de ciencias marítimas, con énfasis en la producción acuícola, la navegación marítima y la explotación gasífera.

Además de las grandes universidades, otros centros de educación superior abrieron facultades sobre la economía marítima.

Al mismo tiempo, el sector de navegación marítima impulsó la cooperación con los establecimientos de formación. Hasta la fecha, el país cuenta con más de 44 tripulantes calificados, mientras el contingente de funcionarios encargados de la clasificación de los barcos se incrementó tanto en cantidad como en calidad, para cumplir los estándares internacionales.  

Simultáneamente, se promovió la cooperación internacional en la formación de los recursos humanos para la economía marítima.  

Los resultados alcanzados patentizan que la visión adoptada por Hanoi es acertada y constituye una condición vital para que el país indochino impulse el desarrollo de ese sector en el futuro. – VNA