Nghe An, Vietnam (VNA)- Durante años, las naranjas Vinh se han conocido como una especialidad de la provincia central de Nghe An.


Las naranjas se exportaron a la antigua Unión Soviética y países de Europa Oriental en la década de 1980. Con la asistencia de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) en el cultivo y procesamiento de productos desde 2016, el área de cultivo de naranjos Con Cuong ha otorgado un alto valor económico a los agricultores.

A mediados de septiembre de 2017, nosotros y la delegación de JICA visitamos a la aldea de Pha en la comuna de Yen Khe, distrito de Con Cuong, cuando los habitantes locales comenzaron a cosechar naranjas.

Según Kha Thi Tim, vicepresidenta del distrito de Con Cuong, la comuna de Yen Khe y sus áreas vecinas solían ser el área de cultivo de naranjos de la granja de Bai Phu.

En la década de 1980, la granja suministraba naranjas para su exportación a los mercados de la Unión Soviética y los países de Europa Oriental. La fruta local es famosa por su sabor dulce, jugoso y delicioso.

En los últimos años, el distrito de Con Cuong ha implementado una política para restaurar el área de cultivo de naranjos con la aplicación de nuevas tecnologías, convirtiendo la fruta en una cosecha principal de alto valor económico.

Para mejorar el desarrollo de las áreas de cultivo de naranjos, las autoridades del distrito de Con Cuong y la provincia de Nghe An han invertido en la construcción de tendidos eléctricos y pozos para suministrar agua dulce y organizan regularmente cursos de capacitación sobre el cultivo de naranjos para los agricultores.

En la actualidad, todas las granjas locales de naranjas cumplen con los estándares VietGAP  y los agricultores usan sistemas de irrigación con tecnología de riego por goteo y microorganismos para fertilizar los árboles.

En los últimos cinco años, los lugareños en el distrito de Con Cuong han plantado dos variedades de maduración temprana y tardía, con la recolección de septiembre a febrero, para satisfacer la gran demanda durante el Tet (Año Nuevo Lunar).

Al aumentar el gran potencial de los naranjos, los lugareños han expandido continuamente el área para cultivar este árbol frutal y han aplicado nuevas tecnologías y productos diversificados a partir de naranjas.

JICA ha ayudado a cinco hogares de cultivo de naranjos en la aldea de Pha, en la comuna de Yen Khe, a instalar letreros y comprar máquinas de filtrado y mezclado y peladoras para procesar aceite y productos de embalaje.

Dao Xuan Mui, que trabaja en el Instituto de Vietnam para la Industria Rural y consultor del proyecto JICA, dijo que durante los primeros años de cultivo de naranjos, debido a las técnicas limitadas, una gran cantidad de naranjas no cumplía con los estándares.
Luego, con la ayuda de expertos de JICA, los lugareños compraron las máquinas para extraer aceite esencial a los clientes, especialmente a los turistas que visitaban la zona.

La familia de Thai Ba Truong es una de las familias que apoya a JICA para procesar productos de naranjas. "Con el proyecto de JICA, nuestra familia ahora produce aceite a partir de cáscaras de naranja, lo que le permite obtener un ingreso más alto que antes", dijo Truong.

Hoy en día, los lugareños en Con Cuong elaboran diferentes productos de naranjas, como dulce de naranja, jugo de naranja, vino de naranja, jabón de naranja y jarabe de naranja, que reciben un certificado de la Dirección de Estándares, Metrología y Calidad. Estos productos se venden en muchos supermercados y ferias.

Con productos de alto valor económico, los lugareños en Con Cuong continúan invirtiendo en los productos de este árbol frutal, creando más empleos para las personas y abriendo nuevas perspectivas para los productos turísticos locales.-VNA