Hanoi (VNA)- Vietnam alcanzó importantes resultados económicos en 2018, sin embrago la economía nacional se enfrenta dificultades y retos en el año en curso, dijo el director del Departamento General de Estadísticas, Nguyen Bich Lam.
 
Un rincón de Ciudad Ho Chi Minh, mayor centro económico de Vietnam (Fuente: VNA)


En una entrevista concedida a la Agencia Vietnam de Noticias (VNA), Bich Lam dijo que para alcanzar la meta trazada de entre 6,6 y 6,8 por ciento para 2019, Vietnam debe aprovechar los beneficios traídos de los tratados de libre comercio firmados y de la cuarta revolución industrial, mejorar el ambiente de negocios, e intensificar la reforma administrativa.

Destacó la apertura de la economía nacional, con un sólido ritmo de crecimiento durante décadas, lo que demuestra que Vietnam aprovechó de forma eficiente sus potencialidades y el mercado del mundo.

Sin embrago advirtió que la economía de Vietnam depende considerablemente de los factores exteriores, por lo tanto los altibajos en el mundo afectarán al país.

Los especialistas pronostican que el crecimiento económico mundial tiende a retenerse con crecientes factores riesgosos y desafiantes, expresó y agregó que la Organización de Colaboración y Desarrollo de Economía redujo el pronóstico del desarrollo de la economía del mundo a sólo 3,5 por ciento este año.

Las competencias comerciales entre las potencias, la creciente tendencia de proteccionismo en el comercio internacional, el aumento de las tasas de intereses de la Reserva Federal de Estados Unidos y los cambios geopolíticos son factores que limitarán el desarrollo nacional, según Bich Lam.

Vietnam se ubica en el lugar número 77 entre 140 economías del mundo en el Informe de Competitividad Global en 2018, elaborado por el Foro Económico Mundial (FEM), dijo y añadió que las valoraciones se basan en los criterios de la renovación, creatividad, mercado laboral, acceso a la tecnología y mercado de productos.

Acerca de las fuerzas motrices para el desarrollo económico nacional, el funcionario subrayó que la integración internacional de Vietnam entró en una nueva fase, en la que Hanoi continúa cumpliendo sus compromisos con sus contrapartes, entre ellos la reducción de impuestos según el Acuerdo de Comercio de la Asociación de Naciones del Sudeste de Asia (ASEAN) y el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP).

Los acuerdos de libre comercio que Vietnam firmó con los socios son bases para promover el desarrollo de la economía nacional, atraer a los inversores y aprovechar las inversiones extranjeras directas (FDI), expresó y enfatizó los aportes del sector privado.

En los últimos años, el entorno empresarial de Vietnam ha mejorado notablemente, las empresas se benefician de la reforma administrativa mediante la simplificación de las condiciones de inversión y los procedimientos, las políticas a favor del desarrollo empresarial, continuó y precisó que la ola de las empresas emprendedoras ha movilizado capital para la economía.

Al mismo tiempo, el cambio estructural económico no solo se produce entre los sectores económicos, sino que también tiende a ser positivo dentro de las entidades estatales, lo que contribuye al crecimiento económico tanto en velocidad como en calidad en el futuro.

El sector industrial también se ha orientado hacia el desarrollo de las industrias con alto valor agregado y gran valor de exportación; en el cual, la industria procesadora y manufacturera continuará siendo una importante fuerza impulsora para el crecimiento.

Instó a que las entidades concernientes a modificar las leyes nacionales para cumplir los compromisos del CPTPP y aprovechar sus beneficios, y promover la firma del Tratado de libre comercio entre Vietnam y la Unión Europea (EVFTA); facilitar el comercio exterior y extender los mercados de productos agrícolas en el extranjero.

Las empresas nacionales tienen que centrar más en los mercados domésticos, con el lema “Los productos vietnamitas conquistan los vietnamitas”, abogó e instó a que desarrolle los calanes de distribución de mercancías en el país.

Vietnam debe invertir en el desarrollo del sistema infraestructural, especialmente en el transporte y tecnología de información, enfatizó.

El gobierno tiene que adoptar las medidas financieras y monetarias para estimular las organizaciones nacionales a invertir en la tecnología, mejorar las formas de atraer recursos financieros foráneos, mejorar la conectividad entre empresas con capital extranjero directo (FDI) y compañías locales, y prohibir las actividades causantes de la contaminación ambiental.

Los recursos humanos y la capacidad de las fuerzas laborales son también decisivos para el desarrollo económico en el futuro, por lo tanto hay que invertir y renovar los programas de educación y capacitación profesional, concluyó.-VNA