Producción de componentes electrónicos en la empresa TPR, en la provincia sureña de Binh Duong. (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) El Informe Económico Anual de Vietnam, publicado hoy aquí por la Universidad Nacional de Hanoi (UNH) y la Fundación Friedrich Naumann, pronostica un crecimiento de entre 6,5 y 6,8 por ciento para la economía nacional este año.

El reporte presenta dos escenarios de desarrollo, en el primero de los cuales la expansión económica de Vietnam alcanzará 6,56 por ciento, ligeramente superior al mínimo del objetivo de 6,5 a 6,8 por ciento trazado por el Parlamento.

Nguyen Duc Thanh, decano de estudios económicos y políticos en la Universidad de Economía dependiente de la UNH, precisó que ese escenario podrá suceder si prevalecen las difíciles condiciones globales provocadas por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La creciente tensión empeorará el riesgo de que Vietnam sufra un mayor déficit comercial en la balanza con China, y se intensifique la competencia en el mercado doméstico, cuando las dos mayores economías mundiales impulsen las exportaciones al país, explicó.

“Nuestra hipótesis es que las ventas de Vietnam a China y Estados Unidos no sean suficientemente flexibles para crecer en la guerra comercial,” añadió.  

Mientras, en el segundo escenario, el crecimiento podrá alcanzar 6,81 por ciento, gracias a los resultados positivos registrados en 2018, año en que la economía vietnamita creció 7,2 por ciento, así como a los esfuerzos para mejorar la competitividad y la productividad.

Los expertos también tuvieron en cuenta el avance de las empresas de inversión nacional en el mercado global. En el primer trimestre del año, el ritmo de incremento de las exportaciones de esa rama superó al del sector de capital extranjero directo, a diferencia de los años anteriores.  

En el informe, los analistas pronosticaron, además, que será más difícil controlar la inflación, la cual podrá alcanzar del cuatro al cinco por ciento.  

De acuerdo con Nguyen Duc Thanh, en el primer escenario, caracterizado por el estancamiento económico, la tasa de inflación será de solo un 4,21 por ciento.

Sin embargo, recalcó, en la otra perspectiva, esa tasa podrá llegar a 4,79 por ciento, e incluso ser más alta, si el país sufre la presión tanto dentro como fuera del mercado doméstico.

En Vietnam, los reajustes de los precios de servicios públicos y del combustible, desde  inicios del año, son causas del incremento de la inflación. Hasta finales de 2018, el Índice de Precios al Consumidor creció 2,93 por ciento y mantiene la tendencia alcista.  

En el entorno mundial, la escalada de las tensiones en Medio Oriente y la reducción del suministro de petróleo posibilitarán el aumento de los precios de crudo. Además, la posible desvalorización del yuan chino a finales de 2019 debido a la guerra comercial afectará negativamente al valor del dong vietnamita.

En ese sentido, los economistas recomendaron al gobierno flexibilizar las políticas monetarias y fiscales, para mantener el control de la inflación y la estabilidad macroeconómica. - VNA