Kien Giang, Vietnam (VNA) – Esta provincia sureña adopta medidas firmes para luchar contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR), a fin de contribuir a los esfuerzos de Vietnam para solicitar el levantamiento de la “tarjeta amarilla” impuesta por la Unión Europea.  
Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Según datos oficiales, Kien Giang cuenta con 10 mil 780 embarcaciones, de ellas casi cuatro mil 500 laboran en alta mar. Esos pesqueros, equipados con dispositivos modernos, pueden explotar cada año 545 mil toneladas de productos, equivalente al 16 por ciento del rendimiento nacional y el 40 por ciento del Delta del río Mekong.  

De acuerdo con el vicepresidente del Comité Popular provincial, Mai Anh Nhin, las medidas adoptadas por Kien Giang para prevenir y eliminar la INDNR no solo contribuyeron a la sostenibilidad de la pesca local, sino también coadyuvaron a garantizar la seguridad nacional y regional.  

La provincia se enfrasca en cumplir con seriedad las políticas del gobierno al respecto, afirmó, a la vez que intensifica la inspección de las actividades de explotación según las instrucciones de la Comisión Europea (CE).  

Por su parte, el director del Servicio de Agricultura y Desarrollo Rural de Kien Giang, Nguyen Van Tam, precisó que se priorizó el fortalecimiento de la capacidad de las unidades encargadas de la implementación de la ley en el mar, los puertos marítimos y mercados de productos acuáticos.  

Al mismo tiempo, añadió, se aplicaron sanciones graves por las violaciones y se reforzó la coordinación entre las autoridades competentes para detectar y prevenir los pesqueros que muestren señal de transgredir las aguas foráneas.  

Particularmente, la administración local coordinó con los ministerios concernientes el impulso de las negociaciones y de la firma de acuerdos de cooperación en la pesca con otros países.  

El funcionario también aseguró que se fortaleció el control del origen de los productos, así como se trabajó para garantizar que todas las embarcaciones están dotadas de sistemas de control del itinerario.

Mientras, las fuerzas de guarda fronteriza fomentaron la vigilancia del tráfico de los pesqueros. Las embarcaciones que no reúnan los requisitos de documentos legales y dispositivos no pueden salir al mar.  

Otra prioridad de Kien Giang es mejorar la conciencia de los lugareños sobre la .

El 23 de octubre de 2017 la CE impuso la tarjeta amarilla a Vietnam, alegando que los esfuerzos de la nación indochina no fueron suficientes para combatir la INDNR.

El bloque podría emitir una "tarjeta verde" si se resuelven los problemas identificados o una "tarjeta roja" si no se han solucionado. Esta última puede conducir a una prohibición comercial de los productos pesqueros.

La CE realizó la primera inspección del 15 al 24 de mayo pasado y prevé efectuar la segunda en enero de 2019 para revisar los esfuerzos desplegados por Vietnam. – VNA