Hanoi (VNA)- El Ministerio Nacional de Recursos Naturales y Medio Ambiente, junto con el Banco Mundial (BM), coauspiciaron el anuncio de los resultados de la investigación sobre la posible construcción de un sistema seguro y flexible para el suministro de agua potable en todo el país.
Ousman Dione, director del BM en Vietnam (Fuente: Banco Mundial)

Al intervenir en el foro, que se efectuó la víspera en esta capital, Tran Hong Ha, ministro de dicha cartera vietnamita, describió al su país como uno de las naciones más afectadas por los cambios climáticos.

La reducción de los recursos hidráulicos, causada por la prolongación de la sequía y la intrusión salina en muchas áreas, así como por la contaminación ambiental, y la disminución de la resiliencia ante desastres naturales, constituyen grandes desafíos para el mantenimiento de la seguridad del agua y los alimentos, y el desarrollo sostenible.

El problema se debe también al aumento de la demanda, por el crecimiento de la población y el desarrollo económico,  destacó el funcionario vietnamita.

Según los estudios del BM, la polución puede provocar la reducción anual del 3,5 por ciento del producto interno bruto de Vietnam, hasta 2035. 

Mientras, solo el 46 por ciento de los hogares urbanos tiene conexión con el sistema de drenaje, a la vez que solamente el 12,5 por ciento de las aguas residuales son tratadas.

Según Ousman Dione, director del BM en Vietnam, si no se toman medidas decisivas, el problema del agua constituirá un obstáculo para el crecimiento del país sudesteasiático.

El bancario recomendó aumentar la capacidad de gestión de agua de las agencias nacionales,y apoyó al uso eficiente de dicho recurso, así como el aumento de la resiliencia ante las inundaciones, deslizamientos de tierras, aumento del nivel del mar, y depresión superficial.

Destacó, además, la necesidad de mejorar la asignación de los recursos financieros, e incentivar inversiones privadas destinadas a los proyectos de gestión del medio ambiente.-VNA