Hanoi (VNA)- La Asociación de Procesadores y Exportadores de Productos Acuícolas de Vietnam (VASEP) pronosticó que el sector camaronero nacional afrontará desafíos por el aumento de las fuentes suministradoras en el mercado global.


De acuerdo con esa entidad, el incremento de las ofertas impondrá una presión a los camaronicultores vietnamitas y obligará a reducir el precio de exportación del marisco.

Las previsiones de las organizaciones internacionales señalan que la producción de camarón continúa en ascenso y las ofertas procedentes de Ecuador, Vietnam, China, Tailandia, Indonesia y la India seguirán en alza en los próximos meses.

Ho Quoc Luc, director general de la Empresa de Alimentos Sao Ta (FIRMEX VN), señaló que en el primer trimestre de 2018, las empresas procesadoras no se preocuparon por las materias primas, sino por la presión ocasionada por la reducción del precio del producto, que registró una caída de cinco por ciento respecto a fines del año pasado.

Este sector también enfrentará otros retos provenientes del mercado estadounidense. A principios de marzo pasado, el Departamento de Comercio de Estados Unidos (DOC) elevó a 25,39 por ciento el recargo arancelario sobre las importaciones del camarón de Vietnam, tras su duodécima revisión administrativa antidumping.

Sin embargo, la empresa FIMEX VN, la única de Vietnam sujeta a ese impuesto, declaró que hubo una equivocación en el programa estadounidense de cálculo del margen del impuesto antidumping.

De acuerdo con esa entidad, la tarifa antidumping debe ser 1,19 por ciento en lugar del 25, 39 por ciento enunciado por el DOC.

A pesar de que la cartera norteamericana enviará un representante a Vietnam para verificar de nuevo las cifras y anunciará el resultado definitivo en septiembre venidero, esa decisión inquieta a los compradores y a los vendedores.

De acuerdo con la VASEP, además del alto recargo arancelario, las empresas nacionales también enfrentarán las estrictas políticas del gobierno del presidente Donald Trump para proteger la industria camaronera doméstica.

Dentro de los próximos nueve meses, el Servicio Nacional de Pesca Marina de Estados Unidos aplicará el Programa de Supervisión de Importaciones de Productos del Mar (SIMP), informó la VASEP, y recomendó a las entidades nacionales a garantizar la calidad y prestar atención al rastreo de origen de los  productos para mantener las ventas a ese mercado.

Según datos oficiales, las ventas al exterior de ese rubro alcanzaron 719 millones de dólares en el primer trimestre de 2018, un crecimiento del 16 por ciento en comparación con igual lapso del año pasado. –VNA