Hanoi (VNA) -  El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, manifestaron su satisfacción ante el avance sustancial de las relaciones bilaterales tras la visita en mayo pasado del premier vietnamita al país norteamericano, especialmente en los sectores de política-diplomacia, economía-comercio, seguridad-defensa y mitigación de secuelas de guerra.

El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (VNA)

Durante un encuentro efectuado hoy en Hanoi, ambos dirigentes coincidieron en impulsar los nexos binacionales sobre la base del respeto mutuo de la independencia, soberanía, integridad territorial y sistema político de cada nación, por el interés de ambos pueblos y en contribución al mantenimiento de la paz, estabilidad, cooperación y desarrollo en la región y el mundo.

Xuan Phuc y Trump también intercambiaron en torno a las medidas destinadas a fomentar la colaboración en economía, comercio e inversión, con enfoque en la construcción de un marco de cooperación sobre la base del interés mutuo y la reducción al máximo de las disputas comerciales-inversionistas, y coincidieron en la necesidad de continuar implementando los acuerdos comerciales suscritos por ambos países.

Por su parte, Xuan Phuc ratificó los esfuerzos de Vietnam por mejorar el entorno de negocios mediante la creación de condiciones favorables para la inversión de empresas estadounidenses.

Al mismo tiempo, apreció la reciente apertura del mercado de Estados Unidos para el caimito vietnamita, y exhortó a una similar consideración para otras frutas de la nación indochina.

A su vez, Donald Trump afirmó que Estados Unidos aprecia la relación con Vietnam, así como su papel en la región, y considera a la colaboración económica, comercial e inversionista como el enfoque de la cooperación binacional en el futuro.

Asimismo, aplaudió las labores activas de Vietnam en la solución de varios asuntos comerciales prioritarios, incluida la apertura del mercado vietnamita a los productos agrícolas, industriales y servicios de tecnología de información de Estados Unidos.

Al abordar la situación regional, ambos dirigentes manifestaron su respaldo a la solución de las disputas en el Mar del Este mediante vías pacíficas, con apego a las leyes internacionales, incluida la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982 (UNCLOS); respetar los procesos diplomáticos y jurídicos; e implementar plena y efectivamente la Declaración de Conducta de las partes concernientes en el mar del Este (DOC), con vistas hacia la firma de un Código al respecto (COC).

También acordaron impulsar la colaboración en los mecanismos de cooperación regional, incluida la próxima Cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN 31). –VNA
VNA-POL