Hanoi, 27 may (VNA) – Las exportaciones de mariscos de Vietnam a la Unión Europea (UE) registraron una tendencia a la baja en los últimos meses, debido a la escasez de suministro, informó la Asociación de Procesadores y Exportadores de Productos Acuáticos (VASEP).

Procesamiento de camarones congelados para la exportación (Fuente: VNA)


El envío de atún a ese mercado reportó en abril una baja de 10 por ciento en comparación con el mismo lapso de 2017, mientras que la salida de calamares y pulpo descendió 41 por ciento y 19 por ciento para los moluscos bivalvos.

La tendencia bajista se debe a la escasez de suministros, explicó el secretario general de la VASEP, Truong Dinh Hoe, y señaló que durante los primeros cuatro meses de este año la explotación de atún en las tres mayores provincias suministradoras registró una reducción interanual de 14 por ciento.

Además, la aplicación de la tarjeta amarilla por la Comisión Europea y las medidas para la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU, en inglés) también dificultaron las fuentes de suministro, añadió Dinh Hoe.

Indicó que las empresas exportadoras de Vietnam se han esforzado por cumplir con la IUU. Sin embargo, en los primeros tiempos las nuevas regulaciones dificultaron el trabajo de las compañías, afectando sus compras.

Según los requisitos de la IUU, todas las embarcaciones pesqueras deben contar con dispositivos de seguimiento, incluso equipos de monitoreo móvil en el caso de las que tienen a partir de 24 metros de eslora, a fin de luchar contra las actividades de pesca ilegal.

Para responder a esa regulación, el gobierno de Vietnam aplicó las medidas adecuadas y se elevó la conciencia de las empresas y pescadores nacionales sobre la explotación y la compra- venta de los productos acuícolas.

Sin embargo, el 23 de octubre de 2017 la Comisión Europea impuso la tarjeta amarilla a Hanoi, alegando que los esfuerzos de este país no fueron suficientes para combatir la IUU. –VNA
VNA-ECO