Isla Ly Son (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) Convertir a Vietnam en una potencia económica marítima constituye un lineamiento estratégico del Partido Comunista, y corresponde a las aspiraciones del pueblo.  

El país cuenta con una costa de tres mil 260 kilómetros de largo, cifra que lo coloca en el puesto 27 entre los 157 estados litorales. La nación posee potencialidades para desarrollar sectores como el transporte,  la producción acuática, el turismo y la construcción de zonas económicas costeras. 

Vietnam cuenta con 48 bahías, cuya superficie totaliza cuatro mil kilómetros cuadrados. En las mismas se encuentran un notable cantidad de áreas cerradas, hecho que favorece la construcción de puertos de agua profunda. 

Hay que notar que el país se ubica al lado del Mar del Este, donde se encuentra una de las rutas marítimas más importantes del mundo, que concentra más del 45 por ciento del comercio a través de los mares y océanos del planeta. 

Por otro lado, Vietnam es uno de los 10 centros de biodiversidad marina y posee una de las 20 áreas marítimas de mayor valor económico en el mundo. Hasta la fecha, se registran 12 mil especies, entre ellas más de dos mil variedades de peces.  

Se estiman que las reservas de pescado del país alcanzan cuatro millones 200 mil toneladas, cifra que permite a la nación explotar cada año un millón 700 mil toneladas, además de 50 a 60 mil toneladas de crustáceos, y de 60 a 70 mil toneladas de moluscos. 

En la primera mitad de 2019, la explotación pesquera superó un millón 880 mil toneladas, cifra equivale a un incremento interanual del 6,2 por ciento. Hasta la fecha, el país cuenta con una flota de casi 100 mil barcos de más seis metros de eslora, mientras que el número de establecimientos para el procesamiento de productos acuáticos sobrepasó los 620. 

Con miles de islas e islotes, así como infinitas arenas blancas, Vietnam es bendecido con playas y bahías internacionalmente conocidas como Ha Long, Nha Trang y Da Nang. Cabe notar que las 28 provincias y ciudades costeras aportan más del 70 por ciento de los ingresos turísticos del país. 

Hasta finales de 2017, las 17 zonas económicas costeras nacionales, con una superficie total de 845 mil hectáreas, atrajeron más de 45 mil 500 millones de dólares de inversión extranjera.  

Mientras, la producción de gas contribuye con entre el 10 y el 13 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) de la nación. 

Según datos del Ministerio de Planificación e Inversión, desde 2008 hasta 2017 el PIB de las localidades litorales creció un 7,5 por ciento cada año, cifra que resultó superior al promedio del país. En 2017, esos territorios representaron el 60,5 por ciento de la economía nacional.

Durante su octavo pleno, efectuado en octubre de 2018, el Comité Central del Partido Comunista adoptó una resolución sobre la Estrategia para el desarrollo sostenible de la economía marítima hasta 2030, con visión hacia 2045.

En concreto, se determinó convertir a Vietnam en un país costero potente, que cumpla los estándares sobre el crecimiento sostenible de la economía marítima, la lucha contra la contaminación y la respuesta al cambio climático. 

Se prevé que para 2030, los sectores marítimos contribuyan con el 10 por ciento al PIB nacional, y que las localidades costeras representen del 65 al 70 por ciento de la economía. 

Para cumplir esos objetivos, la resolución identifica como prioridades mejorar la conciencia pública acerca del desarrollo sostenible de la economía marítima, perfeccionar el marco legal, desarrollar recursos humanos de calidad, fortalecer la defensa-seguridad y cumplir las leyes sobre el mar, además de promover la cooperación internacional y recabar la participación de la sociedad en los sectores marítimos. 

La resolución también subraya que los avances tecnológicos deberán constituir el factor decisivo para hacer esa visión una realidad.

Vu Si Tuan, subjefe del Departamento General de Mares e Islas de Vietnam, señaló la necesidad de evaluar las potencialidades de cada aérea marítima y de armonizar los intereses de las partes concernientes, con el fin de proteger el ecosistema y garantizar el uso sostenible de los recursos marinos. 

Además, numerosos especialistas coincidieron en la importancia de crear un marco legal favorable para el desarrollo de la economía marítima verde. - VNA

Boletín anterior: Vietnam comprometido a seguir principios y objetivos de la UNCLOS de 1982