Hanoi, 12 nov (VNA) - El sector agrícola de Vietnam apunta a un crecimiento anual de tres por ciento, con una mejora de la productividad laboral del 3,5 por ciento para 2020, informó el viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Ha Cong Tuan.
Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Durante una conferencia para revisar el plan de reestructuración agrícola, celebrada recientemente en Hanoi, el subtitular se refirió a los objetivos de contar  con unas 15 mil cooperativas agrícolas efectivas, aumentar el ingreso per cápita de la población rural en 1,8 veces en comparación con 2015, así como lograr que la mitad de las comunas  cumplan con los criterios de "nueva ruralidad” en 2020.

Para lograr estos resultados, sugirió, este sector tendría que revisar y construir tres líneas de mercancías: el grupo de artículos nacionales clave, el producto provincial y los artículos según el programa "una comuna, un producto”.

Al hablar en la conferencia, el viceprimer ministro Trinh Dinh Dung pidió mayores esfuerzos para reestructurar y construir un sector agrícola moderno e inteligente que sea globalmente competitivo.

Este sector también debe mejorar su resistencia al clima y tener en cuenta el desarrollo sostenible, recomendó.

"La reestructuración económica, especialmente en la agricultura, es una lucha constante y un deber a largo plazo. Debemos hacer evaluaciones adicionales para hacer planes basados en las ventajas de cada localidad, teniendo en cuenta las demandas del mercado, a fin de obtener productos de alta calidad", expresó.

Enfatizó que las empresas deben ser la fuerza motriz del proceso, ya que tienen presupuestos, tecnologías y la capacidad para organizar la producción y buscar mercados de consumo.

Después de cinco años, afirmó, el plan de reestructuración agrícola ha causado cambios en la conciencia de las personas a todos los niveles sobre la necesidad de reformar y corregir las debilidades inherentes del sector, aumentar los ingresos y mejorar la calidad de vida de los agricultores.

En los últimos cinco años, la tasa de crecimiento agrícola alcanzó un promedio de 2,55 por ciento al año, con una cifra prevista del 3,48 por ciento este año.

La productividad laboral en el sector también mejoró, aumentando un 6,67 por ciento anualmente, casi el doble de la meta del 3,5 por ciento.

El ingreso promedio de la población rural ha alcanzado los 130 millones de dong vietnamita (cinco mil 570 dólares), un aumento de 1,71 veces en comparación con 2012 y superó la meta establecida, añadió.

De acuerdo con el viceministro, a pesar de estos logros la reestructuración de la agricultura ha encontrado obstáculos que deben abordarse.

El aumento del valor agregado en la ganadería y la promoción del uso de tecnologías de riego que conservan el agua, así como el número de empresas ganaderas con instalaciones de tratamiento de aguas residuales con estándares requerirían una gran inversión y una orientación adecuada, subrayó.

La falta de planificación y la producción descuidada, sin el aporte de las demandas del mercado, es común en muchas localidades, lo que lleva al exceso de producción que no se puede vender, según se informó en la conferencia.

Los productos agrícolas vietnamitas no son tan competitivos a pesar de los avances recientes, según los expertos, atribuyendo el problema a la producción predominantemente a pequeña escala, a la lenta industrialización y modernización, y a la inversión insuficiente en el sector.

El sector agrícola necesita asegurar los mercados tradicionales y expandirse a los nuevos, además de continuar prestando atención a los consumidores domésticos, pidió el viceprimer ministro Trinh Dinh Dung.-VNA