Sídney (VNA) – El gobierno australiano añadió ocho millones de dólares más al fondo humanitario destinado a la solución de la crisis de los refugiados rohingyas en Myanmar, para aumentar la suma total a unos 23 millones de dólares.

Refugiados rohingyas en Myanmar.

Según la ministra de Asuntos Exteriores de Australia, Julie Bishop, la asistencia se destinará al suministro de alimentos, aguas, carpas y servicios sanitarios.

Destacó que el gobierno australiano condena la violencia existente en el estado myanmeno de Rakhine y llama a la protección de los civiles, así como a la facilitación del acceso de los trabajadores humanitarios.

En septiembre, cientos de miles de rohingyas se vieron obligados a huir de sus hogares y cruzaron la frontera con Bangladesh ante la escalada de los actos de violencia en el estado myanmeno de Rakhine.

Las organizaciones internacionales advirtieron sobre una posible gran crisis humanitaria en esta zona, debido a la falta de saneamiento y a la temporada de lluvia.

Myanmar no reconoce la ciudadanía a los rohingyas a pesar de que esta minoría ha vivido en este país por varias generaciones, y les clasifica como inmigrantes ilegales. –VNA